mahahual

buceo gran

barrera maya

INMERSIONES EN MAHAHUAL

El Sistema Arrecifal Mesoamericano es la mayor barrera coralina del hemisferio norte y la segunda de todo el planeta. Desde las Islas de la Bahía, en Honduras, a la isla de Contoy, en México, se extiende mil kms. bajo las claras aguas del Caribe. Y en Mahahual te espera lo mejor de esta Gran Barrera Maya. Consideramos buceo local a un segmento de 10 kms. de costa y que comprende hasta seis paisajes subacuáticos distintos y tres rangos de profundidad. Todos los buceos (salvo el nocturno) son desde embarcación. La ratio máxima DM/buceador es 1:5. Equipo completo incluido, menos computadora y linterna.

 

El arrecife de Mahahual forma el hábitat de más de 65 especies de corales pétreos, 350 especies de moluscos y más de 500 especies de peces. Aquí encuentran su refugio numerosas especies protegidas o en peligro de extinción, entre las que se cuentan las tortugas marinas (tortuga verde, tortuga carey, tortuga boba y tortuga laúd), la caracola reina, el manatí caribeño, el cocodrilo americano, el cocodrilo Moreleti, el coral cuerno de alce y el coral negro.

En una inmersión cualquiera será probable ver tortugas, morenas, tiburones gata, rayas, litódidos, langostas, barracudas, meros y el amplio muestrario de peces tropicales del Caribe: peces ángel, mariposa, loro, lábridos, chitas, damisela, cirujanos… nadando en cardúmenes, acercándose curiosos o jugando al escondite entre los jardines de coral.

El número de especies coralinas –blandas y duras- es generoso y ayudan a crear ese decorado submarino que tanto se parece a un sueño: corales cerebro, hongo, lechuga, cuernos de alce, abanico, cactus y el preciado coral negro, entre otros. Sin embargo, muchos animales -como el pulpo, la morena panal, langostas y la generalidad de los crustáceos- permanecen inactivos durante el día, esperando a la oscuridad para salir de sus escondites. Por ello, los buceos nocturnos aportan una visión totalmente distinta y complementaria del arrecife.

Morfológicamente, la mayor parte de la Costa Maya frente a Mahahual está compuesta por dos murallas que avanzan paralelas, aunque a distinta profundidad. La más somera crea la rompiente que puede verse desde la orilla. Comienza, por tanto, en la superficie y desciende hasta los 15-18 metros en un talud con una inclinación de 45º. Sigue un fondo arenoso cuya distancia al segundo corredor varía de un área a otra. Arrancando desde los 15 metros, la muralla exterior baja escalonadamente o en ladera (los muros no son frecuentes) hasta un desplome vertical que se presenta a los 50 metros y sigue para alcanzar profundidades abisales.

En esta segunda barrera es común encontrar una ligera corriente que suele seguir dirección norte, aunque a veces sorprende por ser más fuerte y correr hacia el sur. Con ciertas excepciones, la mayoría de los sitios no presentan complicaciones técnicas para los buceadores menos experimentados y resultan magníficos para iniciarse en la aventura del buceo con el curso Open Water.